Vuelta al cole en una escuela rural

.

Septiembre es el mes de la vuelta al cole, inevitablemente. De gastos extra, la vuelta a la rutina y al trabajo. Pero este septiembre puede ser diferente. Imagina que tu hijo va al colegio solo, andando, acompañado de sus amigos. Que asiste a clase con otros 4 alumnos y que recibe una atención personalizada. Puede pasar. ¿Dónde? En una escuela rural.

Aunque muchos de estos colegios están desapareciendo hoy en día debido a la despoblación de diversos municipios y la baja tasa de natalidad, hay una corriente creciente a su favor. Volver a lo que nuestros padres y abuelos conocieron, sin renunciar a los avances de la tecnología, ni a los nuevos métodos de enseñanza.

Los colegios rurales de pocas aulas (normalmente tienen entre 1 y 3) se agrupan en un Colegio Rural Agrupado, definido como un centro educativo donde se imparten las áreas de Educación Infantil y Educación Primaria en el entorno rural. Dentro de cada una de las aulas se integran varios cursos, fomentando la flexibilidad e interacción en el aprendizaje de los alumnos: todos aprenden de todos. Algunos de los profesores especializados van rotando de centro en centro dentro del mismo grupo, lo que fomenta el intercambio y la participación.

Pero como todo, tiene su parte positiva y su parte negativa. El punto positivo: es una gran familia en la que los niños reciben un trato y una educación más personalizada que en los colegios urbanos, sin clases masificadas y atendiendo a sus necesidades. El punto negativo es los alumnos tienen menos interacción con otros niños y otras culturas.

Si estás pensando en cambiar de estilo de vida, puedes apostar por una educación más cercana para los más pequeños, y una vida más tranquila para los mayores, alejado de las prisas de la ciudad, pero sin renunciar a la calidad de educación. Si necesitas ver para creer, te recomendamos una estancia en una casa rural para poder visitar una escuela rural. Tú decides.



Publicado en: Turismo rural

Tags: , , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


  1. IRENE BARON dice:

    En el pueblo donde tenemos nuestra casa rural, hay una escuela rural. Es un lujo para nuestros hijos poder ir andando a la escuela, donde todos se conocen y se familiarizan. Donde los profesores te pueden indicar con certeza lo que hace tu hijo, y lo conocen perfectamente.
    Todo un lujo!!!!!

  2. Un punto de vista muy interesante sobre la “vuelta al cole”! ;-) Felicidades! Tampoco las escuelas urbanas están libres de ciertos aspectos negativos… Es cuestión de potenciar siempre los positivos (la cercanía, el aprendizaje práctico de muchas materias, el desarrollo de otras habilidades) y compensar los negativos de otras formas, dentro y fuera de la escuela. Al final, el conocimiento positivo de otras culturas es una cuestión de actitud y ganas; hace no muchos años tampoco era tan habitual en los colegios españoles (aún hoy, nuestra sociedad está lejos de otras, dentro y fuera de Europa) y esas generaciones lo hemos suplido con el tiempo y los viajes!


  3. Mª eugenia dice:

    Vivo en un pueblo y en la clase de mi hija son 8 niños un lujo parecen clases particulares, ahora que tienen que juntar en clases hasta 30 0 mas niños. Pertenecemos a un cra ( colegio rural agrupado ) Tienen su profesor que les da tres materias y luegon vienen otros profesores de religion, de gimnasia, de ingles ets etc.

  4. Soy Trabajadora Social y he trabajado 18 años en contácto con profesores y alumnos de zonas rurales pequeñas y de otros pueblos de 2.000 y10.000 habitantes.
    Personalmente, tengo tres sobrinos en una escuela rural a 2km. del pueblo dónde viven, la escuela de nuestro pueblo la cerraron por falta de niños y van al pueblo de al lado. Aún así,compensa y mucho, todos los niños aprenden de todos y del medio en el que viven,la naturaleza al alcance de su mano.Uno de mis sobrinos,de 7 años, ha sembrado un huerto,lo ha cuidado,en el verano dejaba de jugar con los demás para ir a regar sus tomates y no os lo perdáis,¡está cogiendo más tomates que el abuelo!.Al empezar el cole le ha regalado uno a sus profesores .Es un niño, al que hay que coger el “tranquillo” para que estudie, sin embargo, aquí es todo más fácil y tendría que ser muy “torpe” el profesor para no sacar partido de “ese huerto” y llevarle a su terreno. Sólo es un ejemplo, lo que quiero decir es que aquí hay multitud de herramientas para trabajar mejor con los niños,por no hablar del tiempo que tienen los profesores para trabajar con cada niño. En fin, LAS ESCUELAS RURALES SON MEJORES PARA UN DESARROLLO SANO DEL NIÑO.


  5. Pilar dice:

    Yo acudí a una escuela rural, hasta 5º de EGB, en sexto ya tuve que irme interna pq cerraron la escuela de mi pueblo porque sólo eramos cuatro alumnos. Lo recuerdo con mucho cariño, todos los alumnos juntos en la misma aula, los de 16 años y yo con cuatro!!! Aurora era la “señorita” así la llamábamos. Ella podía con todos! y de qué manera!! Fue un cambio tremendo cuando pasamos a una clase de treinta……..y tantos!! y todos de la misma edad!!! Por si alguien quiere echar cuenta del tiempo q hace de esto, soy del 74!!!
    Era la escuela unitaria, creo que así se denominaba, de Cional, mi pueblo, en la provincia de Zamora!!

  6. Me olvidé de deciros cuál era mi pueblo, y nuestra casa!!!!