Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

1 de noviembre, Día Mundial de la Ecología

- 1 de November de 2013 - Publicado en: Ecología

Hoy, 1 de noviembre, además de ser fiesta, se celebra el Día Mundial de la Ecología. Cuando nos vamos de vacaciones, hay muchas pequeñas o grandes cosas que podemos hacer para entender y respetar el medio ambiente. Sabemos que muchos de vosotros ya lo sabéis pero nunca está de más recordar algunos consejos a la hora de planificar nuestras escapadas.

La primera opción puede ser una casa rural con certificación ecológica. Dentro de esta característica encontrarás desde casas con huertos ecológicos, sistemas de recogida de agua de lluvias o construcciones bioclimáticas.

También puedes planificar actividades responsables en entornos únicos. Por ejemplo, ciclosenderismo, rutas por las Vías Verdes, o paseos a caballo, entre muchas otras.

Pero, ¿cómo elegir un destino? Es muy fácil si quieres alejarte de la contaminación y de las urbes. Hay muchos destinos bajo la denominación de ecoturismo, y así  conocer los espacios naturales de España de una manera singular y respetuosa con el territorio, por ejemplo, el Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, el Parque Nacional de Doñana o la zona de Garajonay.

Además, aunque parezca redundante, siempre es una experiencia enriquecedora conocer los productos locales la zona, la gastronomía típica. Te recomendamos disfrutar de la cultura local, conocer y disfrutar sus costumbres, sus tradiciones, sus bailes…

Poniendo un granito de arena podemos ayudar a cuidar el medio ambiente en nuestras escapadas y así celebrar el Día Mundial de la Ecología. Y tú, ¿nos cuentas cómo cuidas el medio ambiente y tu entorno?

 

Un verano de Banderas Azules

- 18 de June de 2013 - Publicado en: Ecología

La FEE (Fundación para la Educación Ambiental) es una ONG danesa con sede en 60 países en todo el mundo que otorga las famosas Banderas Azules de las que tanto hemos oído hablar últimamente.

En 2013 varias de ellas han recaído en playas de España. Pero, ¿qué significa realmente este distintivo? Hoy hacemos un poco de memoria para clarificar los criterios de asignación de este sello de calidad.

Bandera Azul

¿Qué pasos hay que dar para que una playa opte al distintivo de Bandera Azul?

El primer paso es presentar la documentación pertinente que se solicita según los estándares de calidad que más tarde explicaremos. Una vez presentadas las candidaturas, un Jurado Nacional formado por los principales organismos con competencias y responsabilidades en la materia aprueba o rechaza las mismas. Aquellas que han sido aprobadas son remitidas al Jurado Internacional, y en su mano está la decisión final.

¿Qué variables se tienen en cuenta para obtener este sello de calidad?

Visitar una playa con Bandera Azul supone las siguientes características y mínimos de calidad:

  • Información y educación ambiental. Desde la disponibilidad de información, actividades de promoción y educación medioambiental, información sobre la calidad del agua, instalaciones o un código de conducta determinado. 
  • Calidad del Agua. Es el más nombrado, pero no el único como podrás comprobar. La playa que sea distinguida deberá llevar a cabo regulares controles de calidad y análisis, entre ellos sobre parámetros químicos en el agua.
  • Gestión Ambiental. Se debe crear un comité de gestión que cumpla con todas las regulaciones y exigencias, muchas de ellas relacionadas con residuos, reciclaje, servicios, animales de compañía, mantenimiento de los edificios e instalaciones, etc.
  • Seguridad y Servicios. Es imprescindible contar con un número determinado de socorristas y material de salvamento adecuado acorde con la capacidad de la playa, botiquín de primeros auxilios, planes de emergencia, medidas de seguridad, acceso para discapacitados, etc.

¿Sólo las playas pueden tener un distintivo Bandera Azul? 

No sólo las playas. Pueden obtenerlo puertos y embarcaciones también, que cumplan los mismos 4 parámetros con otros requisitos distintos (aunque similares) a los anteriores.

Puede ocurrir que encontremos playas semi desiertas y vírgenes que no cuentan con el reconocimiento de Bandera Azul ya que se deben garantizar una serie de servicios mínimos adicionales para poder obtener esta denominación. No obstante, también podemos encontrarnos con ciertas playas abarrotadas y rodeadas de edificios que sí tienen la Bandera Azul. ¿Es justo? Podéis juzgar vosotros mismos.

¿Cuántas playas con Bandera Azul hay en España?

Un total de 648 distinciones (551 en playas y 97 en puertos deportivos) nos sitúan  líderes en la clasificación (título que tenemos desde que se creó la Bandera Azul en 1987). Este año, además, hemos obtenido 11 Banderas Azules más que el año pasado.

El ránking general de banderas azules obtenidas en playas y puertos galardonados lo encabeza Galicia (145), seguido de Valencia (127), Cataluña (114), Andalucía (78), Baleares (46), Canarias (42), Murcia (24) y Asturias (17). En este enlace puedes consultar el listado completo de playas y puertos con banderas azules.

Desde Toprural te recomendamos buscar entre estas casas rurales cerca de la playa (con o sin Bandera Azul, es tu decisión) y empieza a disfrutar ya del verano.

Este verano, practica turismo agroecológico

- 3 de July de 2012 - Publicado en: Ecología, Turismo rural

Si este verano te has planteado vivir una experiencia turística diferente, atento a este post. Te traemos otra manera de disfrutar tus vacaciones. Si quieres dejar por unos días el sol, la hamaca, las aletas, la toalla y, sobre todo, la masificación, te recomendamos que practiques turismo agroecológico.

El agroturismo es una opción a la hora de planear tus vacaciones, que se basa en evitar las aglomeraciones para conocer de primera mano en qué consiste el cultivo agroecológico. Esto supone ponerse manos a la obra, remangarse y ayudar a los habitantes de la región a fomentar el desarrollo rural, trabajando la tierra de manera eficiente sin dejar de lado los avances científicos y la tecnología actual. De esta manera, podrás conocer las explotaciones tradicionales agrarias. Actividad agraria y actividad turística, resumiendo.

A cambio, podrás disfrutar de magníficas estancias en casas rurales y comida ecológica cultivada en el huerto del alojamiento. Una de las casas rurales que practican el agroturismo, en la que podrás llevar a cabo estas actividades, es La Huerta de San Lorenzo, en Segovia. Dicen de su propietaria, Charo Domínguez, que es bióloga de formación, educadora ambiental de profesión y hortelana de corazón. Seguro que no te da tiempo a aburrirte, pero sí a relajarte.

El municipio de Castril, en Granada, también se merece una mención. En este caso podrás disfrutar de un bioitinerario, ruta diseñada para conectar el turismo responsable con el sistema agroalimentario ecológico. Un bioitinerario debe unir y articular lugares de interés agroecológico, ambiental, histórico y cultural. Una muy buena oportunidad para realizar agroturismo, y, además, ponerte en contacto con los lugares de interés y con la gente de la región.

Pero hay otros muchos sitios a los que acudir si te ha gustado la iniciativa. Por ejemplo, el municipio palentino de Amayuelas de Abajo es una opción si consideras el agroturismo para este verano. También el municipio de Villaviciosa, en Asturias, es una zona turística respetuosa con el medio ambiente. Incluso en América Latina también están bastante concienciados con este tema.

¿Te animas a pasar un verano diferente? Si lo haces, estaremos deseando escucharte.

 

Súbete a la bicicleta en tu ciudad y en tus viajes

- 8 de November de 2011 - Publicado en: Ecología

La semana pasada conocíamos que Amsterdam es la ciudad más amiga de los ciclistas y las bicicletas en el mundo, según el Copenhagenize Index denominado “Bicycle Fiendly Cities 2011”. Después de Amsterdam es Copenhage la que hace honor al nombre del índice, con 52 puntos.

Y en un interesante tercer lugar se sitúa la cosmopolita Barcelona, con 45 puntos,  seguida muy de cerca por Tokio y Berlín. Para la puntuación, se han tenido en cuenta criterios como son la influencia, la “cultura de bicicleta” en la sociedad, facilidades, infraestructura, seguridad, etc., en las distintas ciudades.


Pero no es oro todo lo que reluce, y menos en España. Nos sentimos orgullosos de que Barcelona sea una de las ciudades que más ha crecido en el uso de la bicicleta, pero nos queda mucho por recorrer. Es una realidad que muchos ciclistas españoles se echan a temblar cada vez que quieren salir con su bicicleta a pasear por la ciudad, y no digamos aquellos que prefieren utilizarla como medio de transporte. Es más que complicado, aunque hoy en día más de 100 municipios cuentan con sistemas de alquiler de bicicletas.

La Comunidad de Madrid se encuentra en una situación especialmente desfavorable: es la única de las cinco grandes urbes españolas sin préstamo público en la que básicamente no existen carriles bici urbanos. Como ejemplo, en Madrid, el 0,5% de los desplazamientos urbanos se realizan en bicicleta, mientras que en Sevilla la cifra asciende a un 6%. Sevilla supone el extremo contrario: una ciudad con buen tiempo, sin cuestas, manejable, y con un sistema de alquiler de bicicletas más que aceptable.

Nos preguntamos cómo está realmente la situación del ciclismo urbano en nuestro país, pero no podemos quedarnos tan sólo en el ciclismo urbano, del que más se escucha hablar. Es interesante fomentar el ciclismo como medio de transporte diario, así como deporte para practicar en escapadas rurales y viajes. La semana pasada os presentábamos en el blog una ruta en bicicleta por la Sierra Norte de Madrid, ¿no sería divertido hacerla en bicicleta? Otra opción es, por ejemplo, alquilar una bicicleta para visitar Sevilla u otras ciudades españolas.

Os animamos a tener en cuenta estas alternativas para vuestros viajes, escapadas y en el día a día. Y para ello, os dejamos alternativas de casas rurales con alquiler de bicicletas. ¡No tenéis excusa!

 

5 bosques para disfrutar del otoño

- 27 de September de 2011 - Publicado en: Rutas, Turismo rural

Otoño es una explosión de color. Quizás más sutil que la primavera, pero con todo el encanto de sus ocres y rojos, del crujido de las hojas bajo los pies, del juego de luces y sombras entre los árboles. Por eso, os proponemos una selección de cinco bosques para que disfrutéis del frágil espectáculo del otoño.

El hayedo de Montejo (Madrid)
Se trata de uno de los hayedos más meridionales de España. Está en el norte de la provincia de Madrid, dentro de la Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón. Gracias a la protección que le proporciona la Sierra, el hayedo de Montejo se conserva en buenas condiciones tan al sur. Un bosque singular y de gran valor, a pesar de que sólo cubre 250 hectáreas.

Hay hayas enormes, de más de 20 metros, y algunas centenarias como La Roca, que cuenta ya más de 250 años. También encontramos robles, cerezos o avellanos, y entre sus troncos pululan el jabalí, el corzo y el gato montes.

El otoño es, sin duda, el mejor momento para visitarlo pero debido a su fragilidad hay que pedir permiso en el Centro de Recursos e Información de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón. Hay tres itinerarios distintos para los amantes del senderismo. Puedes alojarte en el propio Montejo de la Sierra o en Horcajo de la Sierra.

El castañar de El Tiemblo (Ávila)
El castaño es un árbol caducifolio que trajeron los romanos a España. El castañas de El Tiemblo está situado en la Reserva Natural Valle de Iruelas y probablemente sea el más extenso del Sistema Central.

Pasear en otoño entre los castaños de El Tiemblo se ha convertido en casi una tradición hasta el punto de que el ayuntamiento ha tenido que limitar el acceso  de los coches con una tasa. Aún así, se trata de un lugar ideal para disfrutar de la explosión de color del otoño.

El Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)
Otro espectacular hayedo por el que perderse (con cuidado, siempre) este otoño. El Hayedo de Tejera Negra es un parque natural situado en un valle entre los ríos Lillas y Zarzas. Su especial microclima ha permitido que las hayas se conserven a pesar de encontrarse tan al sur (un poco como ocurre con el hayedo de Montejo).

Si vas temprano quizás te encuentres con algún corzo, pero si no la fauna es variada: escurridizos zorros y gatos monteses, tímidos jabalíes o majestuosas águilas reales.

Para visitarlo, puedes rellenar el formulario de reserva online y si quieres alojarte cerca puedes hacerlo en Cantalojas o en Campillo de Ranas.

Valle de Añisclo (Huesca)
Es curioso lo que ocurre en el valle del Cañón de Añisclo: la vegetación se invierte. El carrascal cede su sitio al hayedo debido a que las temperaturas también se invierten. Esto, unido a la espectacularidad del cañón, convierte a este valle en uno de los lugares que no te puedes perder del Parque Natural de Ordesa y Monteperdido.

El cañón regala un paisaje repleto de toboganes y cascadas de aguas cristalinas. Pero, eso sí, mucho ojo porque se trata de un itinerario que puede llegar a ser peligroso y para los menos expertos se recomienda que lo realicen mejor a finales de primavera y en verano. Si quieres visitarlo, puedes alojarte en las numerosas casas rurales del valle de Ordesa.

El robledal de Arratzu (Vizcaya)
Este robledal permaneció abandonado muchos años, lo que ha permitido que sea un ejemplo de lo que un día fueron los bosques. Hoy en día se encuentra protegido y pertenece a la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Se encuentra entre los términos municipales de Arratzu y Mendata y, aunque pequeño, apenas 3,5 hectáreas, el robledal de Arratzu es un santuario ecológico, lleno de vida y atravesado por el río Golako, con su molino y su puente románico. Un lugar que no te puedes perder si decides viajar a Vizcaya.