Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

6 razones por las que tienes que escaparte a Vejer este verano

- 16 de July de 2015 - Publicado en: Destinos, Escapadas de fin de semana

Vejer de la Frontera sobresale sobre la carretera, una pincelada blanca sobre una maraña de vegetación verde, una ciudad que parece asomarse de puntillas para ver el mar. Porque Vejer hace honor a su apellido: está en la frontera entre la playa y los cultivos de La Janda, entre su rico pasado y un futuro que cuaja en uno de los mejores museos de arte contemporáneo, y su gastronomía aúna modernidad y tradición.

Casas rurales en Vejer

1. Perderse por sus callejuelas de casas encaladas.

La ciudad se posa sobre una montaña de 200 metros de altura que domina la comarca de La Janda. Sus callejuelas empinadas, su plaza de España, su judería y los restos de las murallas convierten Vejer en un lugar perfecto para perderse caminando.

Calles de Vejer de la Frontera

2. Darse un chapuzón en El Palmar.

4 kilómetros de playa de arena blanca y fina, de aguas transparentes que quitan el calor del verano de golpe. Restaurantes, chiringuitos, escuela de surf… El Palmar tiene todo lo que necesites respetando el equilibrio paisajístico que, por suerte, todavía conservan muchas playas de la provincia de Cádiz. Además, a solo unos kilómetros en coche, tienes algunas de las mejores playas de España: Bolonia, Los Lances, Zahara…

El Palmar, foto de Daniel Sancho en Flickr

3. Disfrutar del mejor arte contemporáneo al aire libre.

En el NMAC de la Fundación Montenmedio las obras de arte se descubren paseando entre pinares. Obras de los mejores artistas nacionales e internacionales, como Marina Abramovic, Cristina Lucas o Shen Yuan, que se confunden en la naturaleza. Una manera diferente de descubrir el arte contemporáneo.

Museo de Arte Contemporáneo NMAC, foto de Martin Varsavsky en Flickr

4. Conocer a las cobijás.

Así se llamaba a las mujeres vejeriegas porque vestían un manto negro que sólo dejaba un ojo a la vista. Se dice que la tradición es de origen musulmán, aunque no está claro. En 1936, la República prohibió esta vestimenta porque bajo ella podían ocultarse delincuentes. Hoy en día solo queda como imagen de muchos comercios y en una preciosa estatua que domina la ciudad desde un mirador, con una inscripción que reza: “Cobijada que descubriste / tu cautivo rostro / en aras de la libertad”.

Cobijás, foto de Roger Ward en Flickr

5. Disfrutar de una gastronomía de mar y tierra.

Insistimos: tienes que pararte a comer en Vejer porque la oferta gastronómica es inigualable. En sus cocinas trabajan con el mejor atún, el de almadraba, y con la tierna carne de la vaca retinta, que se cría en los pastos de La Janda. Y si eres vegetariano no te pierdas las verduras que cultivan en las fértiles tierras de la comarca.

Entre mar y montaña, foto de Wikipedia

6. Pasear entre molinos llenos de historia.

A sólo 3 kilómetros de Vejer se encuentra una pequeña pedanía rural, Santa Lucía. De ella sale una ruta sencilla que recorre los viejos molinos de agua y el acueducto de origen romano que luego sería aprovechado por los musulmanes. Un paseo que transcurre entre cataratas y naturaleza exuberante, y que además ofrece una vistas inmejorables de Vejer.

Santa Lucía

Si te has quedado con ganas de más, puedes también leer este post sobre las 5 mejores playas de Cádiz para disfrutar del verano.

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*