Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

8 destinos para recoger castañas este otoño

- 3 de October de 2017 - Publicado en: Escapadas de fin de semana

En Otoño, toma castaña. Degustar unas buenas castañas asadas o incorporarlas a una receta es un placer gastronómico del que uno no debe privarse. Y aún mayor si tú mismo has recogido esas castañas a lo largo de un idílico paseo por el monte. Imagina volver a tu casa rural y asarlas en la chimenea, o prepararte, por ejemplo, un pollo con castañas al albariño o un delicioso sufflé. He aquí algunos de los maravillosos parajes donde puedes ir a recoger castañas mientras paseas.

1.El Castañar del Tiemblo (Ávila). Hay que pagar una pequeña entrada de dos euros por persona y seis por coche. Es el castañar más extenso de todo el Sistema Central y está lleno de ejemplares centenarios. Un lugar mágico que merece la pena visitar en cualquier momento del año, especialmente en esta época, cuando los castaños estallan en dorados, ocres, naranjas…

Casas rurales para ir a recorrer El Castañar del Tiemblo

2. Valle del Genal (Málaga). El castaño es probablemente la especie más característica de este valle malagueño. En otoño adquiere un característico color rojizo. Las castañas son una fuente de riqueza para esta comarca, materia prima de una pequeña industria artesanal. El clima suave hace a este valle un lugar perfecto para pasear y disfrutar de sus castaños, que se alternan con alcornoques, quejigas, pinos…

Los mejores alojamientos rurales para ir a conocer el Valle del Genal

3. Sierra del Caurel (Lugo). Al sureste de la provincia lucense serpentea esta cordillera de montañas. Cada año, oriundos y foráneos disfrutan en sus paseos no solo de las castañas, sino de unos paisajes de belleza inenarrable. Las variaciones de altitud son grandes. Los puntos altos se alternan con verdes y pequeños valles recorridos por ríos en la que es una de las reservas botánicas más importantes de Galicia.

Para descansar de tus paseos por la Sierra del Caurel, reserva en una de estas casas

4. Castañas de Irañeta, Navarra. A unos 30 kilómetros de Pamplona puedes encontrar esta clásica ruta de castañas en la comarca de La Barranca. En esta valle también merece la pena ir a conocer el sendero de los robles monumentales, un recorrido circular que transcurre por un robledal declarado “Monumento Natural” de Navarra.

Si vas a conocer Irañeta y su comarca, puedes alojarte en todos estos sitios

5. Bosques de Castaños y la Pomarada, Asturias. En el corazón de la comunidad asturiana, puedes acercarte hasta Laviana para recoger castañas y conocer lo importantes que han sido a lo largo de su historia. Tradicionalmente se almacenaban en cuerrias, unos pequeños cercados hechos con piedra seca de un metro de alto donde se almacenaban para ser consumidas a lo largo de todo el año.

En pleno corazón de Asturias, puedes escoger entre todas estas casas rurales

6. El Bierzo (León). Puedes ir a pasear por los montes bercianso en cualquier momento. Pero si puedes elegir fechas, te aconsejamos los días entre el 1 de noviembre (Todos los Santos) y el 11 (San Martín). Así coincidirás con las fiestas del Magosto, donde la castaña es la reina. Las castañas se colocan sobre las brasas en un cilindro metálico con agujeros en su base que llaman tixolo o tambor. Y no falta el vino, los chorizos…

Por la zona del Bierzo te ofrecemos todos estos alojamientos rurales

7. Sierra de San Vicente, Toledo. También hay fuerte cultura castañera en esta comarca entre los ríos Alberche y Tiétar. Su clima especial la hace perfecta para pasear por sus bosques en otoño e invierno. Los castaños se alternan con alcornoques, encinas, robles, acebos, pinos… En la comarca hay 16 pueblos que, además de castañas y bellos paisajes, atesoran un interesante y diverso patrimonio monumental.

Casas rurales para ir a disfrutar de la Sierra de San Vicente 

8. Ruta de los castaños en el Montseny (Barcelona). Visitar el Parque Natural de El Montseny, declarado reserva de la biosfera, es siempre una buena idea. En otoño puedes sumar una razón para hacerlo: su famosa ruta de las castañas. Para llegar al punto de salida tienes que llegar a Riells del Montseny y seguir por la carretera hasta el final, hasta la Abadía de Sant Martí de Riells, donde la gente suele dejar el coche. El paseo por los castaños dura unos 45 minutos y es muy recomendable para niños, que suelen jugar a esconderse entre los troncos.

Por Montseny y alrededores tenemos todas estas casas y alojamientos rurales

Tags: , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*