Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

Europa en 80 días en Holanda, Alemania e Italia

- 9 de October de 2012 - Publicado en: Europa 80 días

Ana Isabel y Juan Manuel ya han vuelto. Sanos y enteros, aunque han sufrido algún que otro contratiempo en su vuelta a Europa en 80 días, según nos han podido contar. Han vuelto con los bolsillos llenos de historias, anécdotas y material para su documental. Hoy os traemos la segunda parte de su viaje, pero sin duda contaremos con ellos para que conozcáis de primera mano, a modo de entrevista, sus impresiones finales.

1. Sint Nicolaashoeve: en el corazón verde de Holanda. 

A su paso por Holanda, nuestros amigos se alojaron en la casa Sint Nicolaashoeve, un sitio en donde poder disfrutar de un paseo en bicicleta y acercarse a la vida animal, una casa que ya cumplió más de dos siglos y que está perfectamente adaptada a los tiempos actuales.

“Situada a 30 km de Amsterdam, La Haya, Rotterdam y Utrech, en Nieuwveen, en el corazón verde de Holanda, encontramos una magnífica casa rural que al mismo tiempo armoniza el trabajo agrícola y ganadero con el agroturismo activo.
Gerard nos recibe con una amplia sonrisa  en consonancia con el espíritu de la zona, que transmite el respeto a la vida natural: sus carreteras de acceso delimitan un carril central para turismos, con dos carriles laterales en ambos sentidos para quienes prefieran desplazarse en bicicleta con la seguridad de que los conductores le respetan.”

2. Holland-Oost: Diseño, buen gusto junto al Rhin.

En Alemania, Ana Isabel y Juan Manuel tuvieron la suerte de poder disfrutar de la hospitalidad de los propietarios de Holland-Oost, y de una completa e interesante explicación de la historia y geografía de la región.

“Esta casa situada en Emmerich am Rhein, en la población de Bhorgees, frontera de Alemania con Holanda, reúne todas las características de una casa de construcción típicamente alemana y al mismo tiempo estilizada, moderna y clásica.
Tan pronto entramos, percibimos la elegancia que se ve engalanada con un piano de cola, acorde con una pintura blanca que compone una perfecta sinfonía decorativa, como una partitura de negro sobre blanco junto a un auténtico Modigliani  en cristal rosado de Murano.
Inmersa en medio de la naturaleza, podemos decir que esta casa desvirtúa todos los tópicos, pues sus propietarios dan un brillo que hace  sentir a sus huéspedes como en casa.
En esta región se puede descubrir parte de la historia en paseos al aire libre, ya sea en bicicleta o caminando e incluso tonificarse en el gimnasio y relajarse en la sauna”.

3. Largo recorrido por Italia

En Italia han tenido una extensa relación con el turismo rural y con distintos alojamientos de Toprural. Te vamos contando uno a uno:

Masseria Serralta, (Locorotondo, Italia). Arquitectura mágica, buen gusto y tradición.

“Este complejo arquitectónico se compone de una torre con techo a faldas, restaurada, siguiendo el rigor y el saber hacer de los maestros de la piedra que desde tiempos seculares y en una tradición heredada de padres a hijos, hacen de esta región del Valle de Itria un lugar único en el mundo.
Describir la singularidad de los Trulli constituye un ejercicio de habilidad literaria que una fotografía simplifica, pero es fácil decir que se trata de un claro ejemplo de construcción rural originaria del siglo XVII, antiguamente una construcción funcional, empleada como establo y también para guardar el grano. La humildad de otrora se ha convertido en albergue digno de reyes, hoy un claro ejemplo de desarrollo sostenible vinculado al agroturismo y al amor por la herencia”.

Anticaia (en Castelluccio Cosentino, Italia). El hombre que hablaba con las flores.

“Gerardo Chiumiento ha hecho de este lugar más que un agriturismo, un lugar para el recogimiento y la celebración de la vida. El olor a monte es un indicativo de que estamos entre montañas, ante la imponente visión de los Alburnos en las proximidades del Parque Nacional del Cilento y de la localidad de Castelcivita. Un paraíso natural rodeado de historia y vida, ofrece al viajero torres normandas convertidas en campanarios, iglesias que preservan verdaderas obras de arte.
Nada ha alterado la sagrada belleza de estos lugares, ningún elemento añadido por el hombre”.

La Casina – Montegrazia, (Tramonti, Italia).

“Esta casa de agroturismo biológico se encuentra situada en Tramonti, uno de los trece distritos del territorio amalfitano, que era un territorio ya intensamente cultivado con viñedos desde la época de los etruscos y los romanos. Alfonso nos recibe con una sonrisa que acompaña con un apretón de manos fuertes y francas; es el primer contacto, preámbulo de una estancia en donde la calidez y la calidad van de la mano.
El secreto de esta azienda de agriturismo se resume en una palabra: paciencia; paciencia en la producción de los tomates en todas sus variedades, la más conocida es San Marziano, presentes en cada uno de los momentos del día, cultivados siguiendo la tradición de abuelos y bisabuelos, colgados al sol para intensificar su sabor, como se ha venido haciendo siempre, sin pesticidas ni químicos, pues en Montedigrazia toda la producción es ecológica”.

Tenuta Merlano Azienda Agrituristica, (Sacrofano, Italia). A caballo entre la naturaleza y la tradición.

“Katia Odorisi dirige Agriturismo Merlano, una finca rodeada de olivos y viñedos en una inteligente y cuidada combinación del turismo rural con una versátil y amplia propuesta de actividades a pocos kilómetros de la ciudad eterna.
Un paseo en las primeras horas del día por los campos de olivos puede convertirse en toda una experiencia, sobre todo si lo haces de la mano de Fausto o de su hijo Emmanuele, amantes de este árbol emblemático de la flora mediterránea. Ellos pueden explicar todos los secretos de este oro líquido, pues como expertos productores, conocen bien todos los pasos para la obtención de un aceite de oliva excepcional para degustar e incluso llevar a casa.
Algunas opciones para sus huéspedes son: un refrescante baño en la piscina de agua salada, la vista privilegiada de Roma desde la terraza de una de las casas, o bien un paseo por Sacrofano, ciudad medieval que se alza majestuosa sobre el perfil volcánico del Monte Musino”.

Il Passeggere, (Bruscoli, Italia). Haciendo turismo al andar.

“Leandro nos recibe con una cálida sonrisa en su casa. En la mesa no faltan platos como los tortellini de patata mugellani, el farro, un tipo de grano introducido por los antigunos pueblos itálicos y un dulce final con los zuccherini de Bruscoli, pastelillos típicos de la región.
Il Passeggere nos ofrece toda la magia de una casa rústica en la que no faltan los grabados y las pinturas que nos recuerdan que estamos en una región pletórica de arte”.

Y estas son sólo parte de las experiencias de Ana Isabel y Juan Manuel. Dentro de poco os ofreceremos una entrevista con los dos protagonistas. Mientras tanto, os animamos a visitar estas casas y sus alrededores y a que nos dejéis vuestras opiniones 🙂

 

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*