Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

El bosque de Muniellos, un privilegio en Asturias

- 19 de April de 2011 - Publicado en: Ecología, Rutas, Turismo rural

Volvemos con la serie de posts que estamos dedicando a celebrar el Año Internacional de los Bosques. Y de nuevo volvemos con otra de vuestras sugerencias: el bosque de Muniellos, situado en el suroeste asturiano.

Foto de Txenoo

La impresionante riqueza de Muniellos está protegida desde 1970, cuando se prohibió la tala. En 1982, cuando fue declarado Reserva Biológica Nacional, se empezó a restringir el acceso. Finalmente es declarado Reserva Natural Integral en 2002. Además, pertenece al Parque Natural las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, que es a su vez Reserva de la Biosfera.

De hecho, el bosque se encuentra a medio camino de Ibias y Cangas del Narcea. El monte Valdebois está en el primer concejo y los montes de Muniellos y de La Viliella, en el segundo. Es una tierra bañada por el agua del río Muniellos (que va a morir al Narcea) y de multitud de arroyos que recorren los valles (sobre todo tras el deshielo).

Visitar Muniellos es un privilegio, literalmente: sólo 20 personas al día pueden recorrer sus veredas. Y tiene que ser así para proteger uno de los entornos naturales más espectaculares y mejor conservados de la cornisa cantábrica.

Porque Muniellos es el mayor robledo de la Península Ibérica y uno de las mejores conservados de Europa. Porque Muniellos tiene una población de aves cuya riqueza lo convierten en Zona de Especial Protección de Aves. Porque el lobo, el oso y el jabalí lo recorren a sus anchas (aunque son tímidos y no se dejan ver fácilmente).

Pero no sólo hay robles, también hay hayas, avellanos, arces y fresnos. Incluso abedules en las zonas altas. Y musgos y líquenes mordiendo sus troncos. Urogallos y pitos negros comparten las ramas con herrerillos, capuchinos o mirlos. Desde las alturas, el águila real vigila a los gatos monteses, a los zorros o a las depreocupadas crías de corzos y rebecos.

El paisaje de Muniellos es cambiante. De las ramas desnudas y la nieve del invierno a la explosión de colores de la primavera, de las nieblas de verano a los suelos cubiertos de hojas del otoño. Quizás los mejores meses para visitar el bosque sean abril y mayo, por un lado, y octubre y noviembre, por otro, aunque es verano cuando hay mayor afluencia de público.

Lo mejor que se puede hacer en Muniellos es caminar, recorrer los dos itinerarios principales que atraviesan el bosque (uno más fácil y más corto, para quien no sea experto). Ascender hasta las cuatro lagunas (La Peña, Grande, Fonda y La Isla) que dan fe del origen glacial del lugar. Y disfrutar del paisaje, de los encuentros inesperados con los moradores del bosque, pero siempre con cuidado: los trasgus y los cuélebres pueden aparecerse en cualquier momento.

Información útil:

  • Cómo acceder: Desde la carretera comarcal AS-211 se enlaza con la carretera regional AS-15 y luego se coge un camino hasta la Casa del Guarda, de donde parten los itinerarios.
  • Dónde pedir acceso: En los teléfonos 012 (desde Asturias), 985279100 (desde fuera de Asturias) o en la web www.asturias.es. Hay que hacerlo con toda la antelación posible.
  • Dónde alojarse: En Cangas del Narcea o en Ibias o el más cercano Moal.

¿Has visitado el Bosque de Muniellos?

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*


  1. SILVIA dice:

    Espectacular!! Hicimos una ruta guiada por todo el bosque y es una pasada!


  2. Teresa Moran dice:

    A mí me gusta más el bosque de Peloño en el concejo de Ponga en Asturias, también. Es uno de los mayores hayedos de Europa, y ahora es Parque Natural, con unos pueblos preciosos. A 20 minutos de Cangas de Onís.