Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

Casas rurales para evitar el calor del verano

- 7 de August de 2018 - Publicado en: Turismo rural

Cada uno tenemos nuestro propio termostato. Lo que para unos es calor extremo, para otros quizá no lo sea tanto; y cuando unos echan en falta unos grados más, otros desearían nadar en una piscina con hielos. Hay formas mucho mejores para evitar que los calores del verano te estropeen tus vacaciones. En nuestras casas rurales, podemos ofrecerte algunos como estos….

  1. Una buena piscina. O incluso más de una. Hasta tres son las piscinas de las que puedes disfrutar en las casas rurales Benarum, en Alpujarra de la Sierra (Granada). Te ofrecen hasta quince casas rurales distintas para adaptarse a lo que tú y los tuyos necesitéis.
  2. El frescor de la montaña como el que puedes respirar en los bungalows Ordesa, junto a la entrada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Un lugar perfecto para disfrutar del Pirineo más puro en unos confortables bungalows de madera que te pondrán en contacto con la naturaleza.
  3. La brisa marina que refrescará tus días y tus noches en Casa Rocalla, en Jávea (Alicante). Una casa estupenda para solamente seis personas y vista panorámicas al mar y a la montaña. El día que te dé pereza acercarte a la playa, siempre puedes chapotear en su estupenda piscina.
  4. Un enclave fresquito como la Galicia del norte en una casa tan alucinante como Albarari Campo Stellae, en Oleiros (A Coruña). Imagina esas noches atlánticas bajo las estrellas arrullado por el fragor de los árboles y la cercanía de la costa.
  5. Paseos por los frondosos bosques que rodean Mas Quintana de Ciuret, en Siuret (Girona). Una masía del siglo XVI restaurada con todas las comodidades y situada entre bosques de hayedos y verdes pastos.
  6. Las inmensas playas que te ofrece Fuerteventura y lo fácil que es llegar a ellas desde la Casa Tarabilla, en el municipio de Antigua. La casa, situada en una finca ecológica, está junto a la principal carretera de la isla, lo que te permitirá llegar en poco tiempo a las mejores playas.
  7. Las refrescantes siestas que puedes dormir en el Hotel Pleamar, en Navia (Asturias). Los gruesos muros de piedra y los techos de madera actúan como aislantes naturales ante los calores que puedan llegar a suceder en un lugar tan poco sospechoso de calor extremo como el litoral asturiano.
  8. Pasar frío (o casi) en el Puerto de Navacerrada (Madrid), donde la media de temperatura en verano apenas sube de los 15º. Por esta fresquita comarca te aconsejamos una casa rural tan agradable como Las Rozuelas, en Cercedilla. Un coqueto hotel con capacidad para 16 personas y rodeado de robles centenarios.

Tags: ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*