Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

Lo mejor del invierno: casas rurales con estilo nórdico

- 28 de November de 2017 - Publicado en: Turismo rural

Siendo tan largos los inviernos del norte de Europa, no es extraño que haya surgido allí el estilo nórdico. Nadie puede estar más interesado que suecos, noruegos, finlandeses… en conseguir esos interiores tan agradables y acogedores, porque cuando allí hace frío, lo de estar fuera no siempre es la mejor opción.

Casas rurales con estilo nórdico

El estilo nórdico en general se caracteriza por el color blanco que domina las estancias, el uso de materiales naturales, las maderas predominantemente claras, la funcionalidad del espacio, la búsqueda de la luz… En Toprural tenemos buenos ejemplos de la huella de este estilo en algunas de nuestras casas más acogedroas. No te hagas el sueco y disfruta de alguna de ellas, por ejemplo estas…

No tiene vistas a los fiordos ni las necesita. Mar de Fulles, en Alfondeguilla (Castellón) es un cuidadísimo proyecto de turismo social y ecológico en la Sierra del Espadán. Puedes desde pegarte un baño viendo las montañas, pasear por bosques centenarios, recoger las verduras del huerto… siempre disfrutando del máximo confort.

El estilo decorativo de Mas Ferran ha tomado elementos del estilo nórdico y los ha aplicado con gran elegancia a una antigua casa rural del Bajo Ampurdán. Está en Els Masos de Pals, en Girona, a diez minutos de playas estupendas de esas donde uno sí se puede bañar cuando la temperatura acompaña, no como las del Báltico.

No es una cabaña montañera entre pinares suecos o daneses. Es A Casa dos Parladoiros, en Espain (Pontevedra). En su día era una antigua casa labriega. Su enclave es perfecto para recorrer el sur de Galicia y el norte de Portugal. Y después de tantos paseos, haciendo homenaje a la nórdica costumbre, puedes disfrutar de su sauna de vapor.

Incluso en lugares tan poco nórdicos como Extremadura hay casas que parecen inspiradas por ese estilo. Una de ellas es la Posada de los Sentidos, en Jarandilla de la Vega (Cáceres). Se construyó en el siglo XVI para servir como casa convento. Tiene cinco habitaciones y sus dueños la proponen como ejemplo de turismo experiencial para conocer y disfrutar de su entorno y de todo lo bueno de Extremadura.

Este es el blanco y amaderado comedor del Hotel y Restaurante Malkorra. Está en Oiartzun, Guipúzcoa. También en sus cómodas habitaciones se combina el blanco de las paredes y las sábanas, con la calidez de maderas de colores claros. Un remanso de paz estupendo para unos días de tranquilidad en el País Vasco.

Sea su estilo nórdico, norteño o asturiano-chic, es indudable que el confort y la elegancia de Las Villas de Cué no se encuentran todos los días. Sus dueños dicen que su concepto inspirador ha sido el “arte para convivir”. Son seis villas a solo dos kilómetros de la preciosa Llanes, una villa imprescindible para una escapada a la verde Asturias.

Tags: , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*