Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

7 casas rurales para disfrutar del veranillo de San Martín

- 10 de November de 2015 - Publicado en: Turismo rural

No, el veranillo de San Martín no es un mito. Es un hecho bien conocido que durante la segunda mitad de noviembre, te despiertas un día y de pronto el otoño ya no es tan otoño, un poco como si el verano que dejamos atrás hubiese venido unos días a despedirse. No desperdicies este regalo meteorológico perfecto para una escapada rural disfrutando de una temperatura que puede que no tengamos otra vez hasta bien entrado el año que viene.

Casas rurales en Toprural

¿Por qué se produce el veranillo de San Martín? Las razones son variopintas según quién te las cuente. Por un lado, San Martín es el santo en su día partió su capa para abrigar a un pobre, lo que haría que desde las alturas manden cada año una olita de calor para que nadie pase frío en homenaje al santo. Otras teorías más científicas hablan de “reflexiones” o “pensadas” de tiempo más suave propias de las estaciones intermedias, y hay quien lo atribuye al polvo cósmico procedente de las Leónidas.

En España está comprobado que durante las dos últimas semanas de noviembre se fortalece la expansión del anticiclón: el veranillo de San Martín no es un mito, es una realidad constatada. También lo llaman veranillo de los arcángeles, veranillo del membrillo; y en Estados Unidos y Alemania se conoce como verano indio. Y por si tenías la curiosidad, en el hemisferio sur también tienen el suyo, que llaman veranito de San Juan, porque tiene lugar en torno al 24 de junio.

Ya lo sabes, ahora a fines de noviembre vas a tener buen tiempo, así que anda a disfrutar del campo, la playa, la montaña… Lleva ropa de abrigo, pero igual no vas a necesitarla toda. A continuación te sugerimos algunos alojamientos para aprovechar estos días de calorcito:

 

1.El Castañar de Aracena, Huelva.

El Castañar de Aracena

En el sur de la península, donde las probabilidades de buen tiempo suelen ser mayores, puedes alojarte en El Castañar de Aracena, un precioso cortijo rodeado de bosques de castaños y alcornoques. La finca tiene certificación ecológica y garantiza un respeto absoluto por el medio ambiente, un factor más para ir a visitarla.

 

2.  Cabañas en los Árboles de Extremadura, Cáceres.

Cabañas en los Árboles de Extremadura

Un poco más al norte, puedes relajarte al calorcito de San Martín en las terrazas de las Cabañas en los Árboles de Extremadura. Un ejemplo de construcción ecológica que además hará feliz al niño/a que hay en ti y que siempre quiso vivir en la casa del árbol, pero siempre que contase con todas las comodidades.

 

3. Itxaspe, Guipúzcoa

Itxaspe

Si echas de menos aquellos paseos por la playa, con o sin tu perro, aquellas tardes viendo caer el sol sintiendo su calorcito en la cara, todavía lo puedes hacer si te alojas en Itxaspe, el sitio perfecto para ir a descansar, a dos pasos de la playa y a otros dos de la montaña por si quieres alternarlas. Si prefieres una ruta urbana, San Sebastián está a sólo 15 kilómetros.

 

4. Hacienda Cuatro Ventanas, Tenerife.

Hacienda Cuatro Ventanas

Donde no creemos que vayas a echar de menos más temperatura es en Canarias, máxime si el veranillo de San Martín las hace subir un poco más en esta época. Pocas casas rurales encontrarás allí más cuidadas que la Hacienda Cuatro Ventanas, una antigua casona canaria del siglo XVII a unos 200 metros de la playa del Socorro.

 

5. Fogar do Selmo, A Coruña.

Fogar do Selmo

Si optas por Galicia, donde el San Martiño se celebra de manera especial, te proponemos Fogar do Selmo. Además de gozar del paisaje gallego y su gastronomía, muy cerca tienes un antiguo castro celta, y a diez minutos un balneario completo para hacerte todos los ajustes que quieras y llegar a casa como nuevo.

 

6. Cala Reona, Murcia.

Casa Cala Reona

Además del efecto veranillo, algunos lugares cuentan con la ventaja de tener un microclima que hace que las temperaturas sean más suaves en otoño y en invierno, como es el caso del Cabo de Palos. Muy cerca de allí, puedes alojarte en Cala Reona, ubicada en primera línea de playa en un bellísimo paraje sin urbanizar, y con vistas sobre el mar de 180º, un gustazo.

 

7. Can Piferrer-El Porxo y el Forn, Girona.

Can Piferrer - El Porxo y El Forn

En Can Piferrer tienes la oportunidad de disfrutar el veranillo rodeado de naturaleza y tranquilidad. La masía, construida a mediados del XVIII, está catalogada como elemento arquitectónico protegido, y tiene unas preciosas vistas al Montesny, la llanura de la Selva, y el Pirineu.

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*