Blog Toprural

Blog de turismo rural y escapadas fin de semana

5 bosques para disfrutar del otoño

- 27 de September de 2011 - Publicado en: Rutas, Turismo rural

Otoño es una explosión de color. Quizás más sutil que la primavera, pero con todo el encanto de sus ocres y rojos, del crujido de las hojas bajo los pies, del juego de luces y sombras entre los árboles. Por eso, os proponemos una selección de cinco bosques para que disfrutéis del frágil espectáculo del otoño.

El hayedo de Montejo (Madrid)
Se trata de uno de los hayedos más meridionales de España. Está en el norte de la provincia de Madrid, dentro de la Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón. Gracias a la protección que le proporciona la Sierra, el hayedo de Montejo se conserva en buenas condiciones tan al sur. Un bosque singular y de gran valor, a pesar de que sólo cubre 250 hectáreas.

Hay hayas enormes, de más de 20 metros, y algunas centenarias como La Roca, que cuenta ya más de 250 años. También encontramos robles, cerezos o avellanos, y entre sus troncos pululan el jabalí, el corzo y el gato montes.

El otoño es, sin duda, el mejor momento para visitarlo pero debido a su fragilidad hay que pedir permiso en el Centro de Recursos e Información de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón. Hay tres itinerarios distintos para los amantes del senderismo. Puedes alojarte en el propio Montejo de la Sierra o en Horcajo de la Sierra.

El castañar de El Tiemblo (Ávila)
El castaño es un árbol caducifolio que trajeron los romanos a España. El castañas de El Tiemblo está situado en la Reserva Natural Valle de Iruelas y probablemente sea el más extenso del Sistema Central.

Pasear en otoño entre los castaños de El Tiemblo se ha convertido en casi una tradición hasta el punto de que el ayuntamiento ha tenido que limitar el acceso  de los coches con una tasa. Aún así, se trata de un lugar ideal para disfrutar de la explosión de color del otoño.

El Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)
Otro espectacular hayedo por el que perderse (con cuidado, siempre) este otoño. El Hayedo de Tejera Negra es un parque natural situado en un valle entre los ríos Lillas y Zarzas. Su especial microclima ha permitido que las hayas se conserven a pesar de encontrarse tan al sur (un poco como ocurre con el hayedo de Montejo).

Si vas temprano quizás te encuentres con algún corzo, pero si no la fauna es variada: escurridizos zorros y gatos monteses, tímidos jabalíes o majestuosas águilas reales.

Para visitarlo, puedes rellenar el formulario de reserva online y si quieres alojarte cerca puedes hacerlo en Cantalojas o en Campillo de Ranas.

Valle de Añisclo (Huesca)
Es curioso lo que ocurre en el valle del Cañón de Añisclo: la vegetación se invierte. El carrascal cede su sitio al hayedo debido a que las temperaturas también se invierten. Esto, unido a la espectacularidad del cañón, convierte a este valle en uno de los lugares que no te puedes perder del Parque Natural de Ordesa y Monteperdido.

El cañón regala un paisaje repleto de toboganes y cascadas de aguas cristalinas. Pero, eso sí, mucho ojo porque se trata de un itinerario que puede llegar a ser peligroso y para los menos expertos se recomienda que lo realicen mejor a finales de primavera y en verano. Si quieres visitarlo, puedes alojarte en las numerosas casas rurales del valle de Ordesa.

El robledal de Arratzu (Vizcaya)
Este robledal permaneció abandonado muchos años, lo que ha permitido que sea un ejemplo de lo que un día fueron los bosques. Hoy en día se encuentra protegido y pertenece a la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Se encuentra entre los términos municipales de Arratzu y Mendata y, aunque pequeño, apenas 3,5 hectáreas, el robledal de Arratzu es un santuario ecológico, lleno de vida y atravesado por el río Golako, con su molino y su puente románico. Un lugar que no te puedes perder si decides viajar a Vizcaya.

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Su cuenta de correo no será publicada.

*


  1. Patricia Román dice:

    Hola! Yo fui el año pasado al Hayedo de Tejera Negra y es realmente precioso, con infinitas tonalidades de verdes, rojos, calderos, … merece mucho la pena y es una buenísima excursión para hacer ahora que empieza el otoño. Muy recomendable, además de fácil de patear. Eso sí, mejor llevarse un picnic si se quiere hacer el trayecto completo.
    Saludos desde Madrid.


  2. Vicente dice:

    Recomiendo visitar los castañares del Valle del Genal, cerca de Ronda en Málaga. Un reliquia natural, y con mejores temperaturas que en el centro y norte. Saludos desde Alhaurín de la Torre.


  3. Paco Miranda dice:

    Desde Atienza el hayedo de Tejera Negra está a 35 km aproximadamente. Os ofrecemos nuestros apartamentos rurales Leonor de Aquitania. El año pasado más del 50% de las reservas las hicieron apra visitar el hayedo. Y este año casi la mitad de los fines de semana están ya reservados para el mismo fín.
    Además del hayedo Atienza te sorprenderá, por su enclave, su historia, su arquitectura popular, su románico y su repostería. No te lo pierdas, está a hora y media de Madrid.


  4. Laura dice:

    La selección está bien, pero creo que falta el hayedo del Parque Natural del Saja-Besaya, es el segundo hayedo de extensión mayor de Europa Occidental, lo que hace de este entorno un paraje sin igual con toda la gama de los colores del otoño, amarillo, ocre, rojo,… a esto le añadimos la berrea, su gastronomia propia de los foramontanos y la amabilidad de sus paisanos.


    • Javier Yohn dice:

      ¡Gracias por la recomendación, Laura!


  5. ana dice:

    Sin duda, si visitan el Hayedo de Montejo, no pueden dejar de visitar los 5 pueblos que forman la Reserva de la Biosfera, La Hiruela, La Puebla, Pradena del Rincón, Montejo de la Sierra y Horcajuelo, maravillosos.
    La Hiruela, el pueblo mejor conservado del entorno, con numerosas sendas para caminar de una belleza inigualable.
    Recomiendo tanto alojarse como comer en CASA ALDABA.


  6. Mónica dice:

    Apuntaré esas recomendaciones que dais en este blog, no conozco la sierra madrileña y creo que va siendo hora de hacer una escapada ya que no queda muy lejos de donde vivo.


  7. María dice:

    Lo siento pero en esta selección creo que no puede faltar LA SELVA DE IRATI, es el segundo bosque mixto (haya y abeto) mas grande de Europa. Si os interesa visitarlo ahora en otoño es una maravilla, esta en el Pirineo Navarro a 24 kilometros del pueblo de Ochagavía (típico pueblo del pirino navarro, con el río, casas y calles empedradas).


    • Javier Yohn dice:

      Hola María, sin duda la Selva de Irati es un lugar espectacular pero hablamos hace poquito de ella en el blog, así que hemos optado por otros bosques que también merecen estar aquí. Este es el post de Irati: http://blog.toprural.com/la-selva-de-irati-la-morada-de-basajaun/

    • Yo también echaba de menos Irati. Precioso. Aquí en la Vera, a dos horitas de Madrid, tenemos también un precioso paisaje otoñal: robledales y gargantas. Deseando que lleguen las lluvias para poder ir a por setas!


  8. Rosana dice:

    Es buena vuestra selección pero os falta por mencionar los bosques de Asturias. No debemos desanimarnos ante la niebla o el orbayu, ni siquiera ante el aspecto fantasmagórico que a menudo presentan estos lugares, pues un bosque sin humedad ni silencio no podría llamarse así. Os recomiendo algunos de los bosques más populares:

    ” Bosque de Muniellos “, el mayor robledal de España con más de 5.000 hectáreas declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.
    El “Parque de Redes”: se le ha otorgado el título de Reserva Natural, también el de Reserva de la Biosfera
    El “Hayedo de Peloño”: las 200.000 hayas del bosque de Peloño, en el municipio de Ponga, se visten a la moda, de verde intenso durante la primavera y de un sobrio color pardo en la temporada otoño-invierno
    El “Bosque de Pome”: es el mayor hayedo del macizo occidental de los Picos de Europa, e internarse en él supone una experiencia exclusiva: densidad forestal, ramas, copas, hojarasca, fauna, silencio. El bosque es espeso, alto, musgoso, con espigados acebos y árboles caídos y añosos.

    Esperamos vuestra visita, saludos desde Gijón.

  9. Otra buena elección sin duda sería el hayedo del Serradero en el Valle del Yalde (la Rioja), y ademas de corzos, jabalies, venados, gatos monteses…..podemos disfrutar de la gastronomía otoñal en La Facultad de Castroviejo así como de sus propuestas de enoturismo, si observamos los colores del hayedo en estos momentos son los mismos amarillos, ocres y rojos que los de las hojas de las cepas de la viña que en estos momentos se encuentran muy cerca de nosotros y en plena vendimia.http://lafacultaddecastroviejo.blogspot.com/


  10. Esther dice:

    Cerca de Madrid se encuentran el Hayedo de Montejo, provincia de Madrid. Hayedo de Tejera Negra, dentro del recientemente declarado Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, en Cantalojas y el Hayedo de la Pedrosa, en Riaza, Segovia. Y aunque las hayas se pones espectaculares en otoño, éstas zonas están llenas de robles, cerezos, arces, serbales y muchisímas más especies que resaltan todavía más éstos lindos parejes.


  11. flori dice:

    si te asomas a una de mis ventanas en apartamentos florinda,veras el otoño¡ valla que si ! y la berrea? solo tienes que abrirla,eso son berridos !!!!!,como se os puede pasar por alto LA RESERVA DEL SAJA BESALLA??? valla corage¡ LA 2ª DE EUROPA,en extension,no la conoceis? os invito a que paseis por aqui,robledales, hayedos, castaños, bosque atoctono, nace el rio bayones,atraviesa el pueblo ( ucieda )uniendose con el saja,pionero en la pesca de la trucha,rutas?los puentes,los arboles singulares yyyyyyy.aqui es donde nace el cocido montañes,en este bosque el 1ºdomingo de septiembre se celebra una fiesta declarada de interes turistico,se da cocido atodo el que lo visita,fue mi abuela,mi padre con el carro y los bueyes,un gran puchero, la trevede,la hogaza de pan,la bota de vino.La paz ,el aire que se respira,no lo olvidareis.